Princesa

¡Qué queréis que os diga! para mí, estos momentos son ORO.
Hay gente que puede pensar que no, que hacer fotos en los primeros días de vida es una tontería, que no merece la pena, que es malgastar el dinero…totalmente respetable PERO discrepo.

Estos momentos no vuelven. Este olor, esta naturalidad tan frágil…es maravilloso.

Y qué me decís de esta princesa, ¿no es una hermosura?


La tercera

Ella es la tercera, la hermanita menor, la que, seguramente, se hará dueña de todo y manejará a sus hermanos a su antojo.
Ella tiene personalidad, costó la vida que se durmiera, quería observarlo todo, no perderse nada de nada, pero cuando se durmió…

Su dulzura y serenidad traspasaba el objetivo.


Nueva vida

Ese olor de la piel del bebé recién nacido, ese color rosado y suave, la ternura de cada gesto, la pose natural de cada bostezo,…¡que se pare el tiempo para observarlos lentamente y disfrutarlos a cada suspiro!

Hace unos meses hice un curso para aprender a fotografiar a los bebés recién nacidos, es un momento delicado, una piel nueva, un momento súper especial. Esta nueva forma de vivir la fotografía me ha enamorado al instante. Es poesía en estado puro.

Hoy os enseño un pequeño precioso que se portó como un campeón.